mes de maría

Intenciones de las Misas

Viernes 3:

20,00 h.: en Serantes. Por las intenciones de los presentes. (Antes rezo del Santo Rosario).

Sábado 4:

20,00 h. en Serantes. Por Concha Sánchez y difuntos; por Luis, Manuela, Francisco y Divina; por José María López González. (Antes, servicio de confesiones).

Domingo 5 (VI de Pascua):

11,00 h.: en Maianca. Por la Parroquia; por los difuntos de la Fundación “Domingo Suárez”; por Arturo Míguez de la Iglesia; por Andrés López Carpente, padres y hermanos; por José Luis Illanes Parga; por Soledad Núñez Mosteiro; por Esperanza Illanes Cruz y esposo; por Pilar Arias, esposo e hijo; a la Virgen y a Todos los Santos, intención de una devota; por Elena Rojo Fajardo y su esposo José Rodríguez Iserni; Por Carmen Lema Varela; por María Illanes y esposo; por Dolores Cruz y esposo.

12,00 h.: en Serantes. Por la Parroquia; por los donantes para la iglesia; por las intenciones de las familias Vaquero Cruzado y Vázquez Aguilera; por Rafael Nieto y María del Carmen Yáñez; por Laureano Guitián, Pilar Bescansa y sus hijos Ramón y Martín; por las intenciones de Nela Otero.

Primeras comuniones

Se convoca a los papás y mamás de los niños y niñas que han de tomar su primera comunión durante los meses de mayo y junio, a una reunión en la iglesia de Serantes, el domingo 5 de mayo a las 11 y 10 h.

Mes de las Flores a María

Mayo es, en la devoción popular cristiana, el mes dedicado a obsequiar con las flores de nuestras oraciones a la Madre de Nuestro Señor. Con tal motivo, todos los viernes antes de la celebración de la Misa de Serantes, rezaremos comunitariamente el Santo Rosario.

Cáritas

Al ser primero de mes, el domingo 5 de mayo, se hará en las Misas la colecta para Cáritas. En el pasado mes de abril se recaudaron: en Maianca 55,74.-€. En Serantes 88,06.-€. ¡Muchas gracias!

A San José el trabajador

Los brazos del carpintero,

brazos de un trabajador

que con silencio y amor

sabe cuidar al Señor

que cuida del mundo entero. 

María en su corazón

todas las cosas guardaba

y sólo en Dios confiaba

como esclava del Señor.

Elisa Lázaro Benítez