En declaraciones efectuadas el pasado 17 de mayo, el Obispo Secretario de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Luis Argüello,  hizo una llamada a la Iglesia española a «dar un paso adelante» para defender la vida frente a la nueva Ley del Aborto.

Luis Argüello, ha tachado de «mala noticia» la ley que reafirma el derecho al aborto en España y ha subrayado la necesidad de dar «un paso adelante» como sociedad y como Iglesia para defender la vida y apoyar a las embarazadas. «La defensa y la promoción de la vida es una de las fuentes de civilización, es una de las líneas rojas que expresan la salud moral, la esperanza de un pueblo», manifiesta Argüello en un vídeo remitido este martes a los medios de comunicación.

A su juicio, ratificar el derecho al aborto es seguir afirmando «el derecho del fuerte sobre el débil a la hora de eliminar una vida nueva y distinta que existe en el seno de la madre», para la que reclama condiciones económicas, laborales y de vivienda que le permitan recibir al hijo.

En ese contexto anima a dar «un paso adelante en la defensa de la vida, en la acogida de la nueva vida, en el apoyo a las madres embarazadas» que pueden afrontar dificultades que les hacen dudar de la viabilidad de su embarazo.

«Una sociedad que defiende la vida hasta el momento final de la muerte muestra la salud moral de una sociedad y la esperanza en construir un futuro de bien común», concluye.

El anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros busca garantizar el derecho al aborto en la sanidad pública y elimina la exigencia del consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años, además de otras medidas como las bajas por reglas incapacitantes o un retribuido a partir de la semana 39 de embarazo.